Luces y sombras de la divulgación con niños de 3 años...

Estaba yo muy orgullosa de mí misma porque Quique (que acaba de cumplir 4 años y está en primero de educación infantil) andaba por ahí diciendo que tenía una caja de experimentos y contándoselo a su hermano Pedro (2 años y medio) cuando me dio de golpe la realidad al oírle decir "abracadabra".
Seguiremos insistiendo que ciencia y magia no son lo mismo...