Nace "Mujer con ciencia"

La visibilidad de los científicos en general es bastante baja. A pesar de lo que dicen los resultados de la IV encuesta de la FECYT sobre percepción social de la ciencia que indica que los científicos son la segunda profesión mejor valorada (por detrás de los médicos) y muy por delante de periodistas, deportistas o políticos cuando pido en alguna de mis charlas de divulgación que me digan el nombre de algún científico vivo (independientemente del género) lo más que obtengo es un respetuoso silencio, por parte de los alumnos y también de los profesores.
La verdad es que incluso yo y mis colegas científicos, fuera de nuestro ámbito de trabajo y descontando los cuatro nombres de los científicos que salen en las revistas y periódicos, los cuales a menudo tienen una mayor exposición pública al tener responsabilidades de gestión (estoy pensando en los rectores de las Universidades locales y grandes figuras como Mariano Barbacid, María Blasco, Margarita Salas, sin ser exhaustiva),  también tenemos a veces dificultades para enumerar por encima de seis o para tener una idea general de a qué dedican su investigación.

Hace no demasiado tiempo leí en un blog que no recuerdo (pero si se os ocurre cuál puede ser decidmelo que querría recuperar el artículo) que parte de la poca visibilidad de los científicos españoles está provocada por los titulares de tipo "Científicos españoles descubren..." "Un equipo de investigadores asturianos demuestran...". Al analizar las noticias de ciencia que elaboran las agencias y las notas de prensa del CSIC (como hicimos en el recomendable curso Ciencia en otro lenguaje organizado por la Unidad de cultura científica de la Ficyt (@UCC-Ficyt)) se observa que el nombre del científico o del grupo de investigación no aparece hasta el segundo o tercer párrafo de la noticia, restando en cierta forma importancia al científico/grupo. En lo que se refiere a la visibilidad de la mujer en ciencia y de las dificultades añadidas (de origen personal o externo) el problema es aún mayor. Precisamente ayer se hacía público un estudio en que se indicaba que las profesoras universitarias australianas tenían menos hijos que sus colegas masculinos. En España no sé si hay este tipo de estadísticas, pero lo que está claro es que en una carrera competitiva como es la de la investigación y en la que la edad de estabilización es bastante alta la maternidad se posterga, en el mejor de los casos. No he meditado demasiado sobre esto, pero mi opinión personal añadida a este tema es que las científicas que tenemos hijos tendemos a veces a "diluirnos" en un grupo de investigación, sin asumir en ocasiones el liderazgo científico de un grupo o de un proyecto importante, en parte debido a las "desconexiones" temporales ocasionadas por las bajas maternales.

En cualquier caso, lo que hoy quería contar es que es necesario dar protagonismo a los científicos en los medios de comunicación y en la sociedad en general, y que es imprescindible dar visibilidad a las mujeres científicas. Por ello me parece muy importante la nueva página Mujeres con ciencia que tiene precisamente este objetivo. Esta iniciativa la presentó ayer el director de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, Juan Ignacio Pérez, con Marta Macho al timón.


Según sus propias palabras

Mujeres con ciencia nace con el objetivo de mostrar lo que hacen y han hecho las mujeres que se han dedicado y dedican a la ciencia y a la tecnología. Biografías, entrevistas, eventos, efemérides y todo tipo de crónicas o hechos relevantes tendrán cabida en este medio. Nuestro propósito es que Mujeres con ciencia dé a conocer la existencia de esas mujeres, su trabajo y las circunstancias en que lo desarrollaron o lo desarrollan.


Estaremos atentos a la evolución de esta web y aportaremos nuestro granito de arena para contribuir a alcanzar los objetivos que se plantean. Mucho ánimo y ¡buen trabajo!


Algunos datos adicionales tomados del documento Informe Mujeres Investigadoras en el CSIC (disponible aquí)
En el periodo 2008-2012 se incorporaron al CSIC como científicos titulares 293 personas, de las cuales 112 (el 38%) eran mujeres y 181 varones (62%).
La edad media de ingreso de las mujeres fue de 37 años, mientras que los varones tenían de media 38.3 años (esto daría para un análisis más a fondo, ¿no?)