Visibilidad

Una de mis cruzadas personales de los últimos tiempos es el reconocimiento de los científicos como personas con nombre y apellidos y a poder ser rostro, entiéndase científico en sentido amplio de sexo, género y demás.

En las encuestas que elabora FECYT para conocer la posición de la sociedad española sobre ciencia y tecnología se suele preguntar sobre la valoración de las distintas profesiones, siendo los científicos una de las profesiones más valoradas, por encima de los deportistas y a años luz de los políticos. Sin embargo, este reconocimiento social se queda en la visión romántica del científico y no progresa más allá. En las charlas sobre mujer y ciencia que doy en los institutos ya no es que no conozcan a las grandes científicas de la historia, es que tanto alumnos como profesores son prácticamente incapaces de decir nombres de científicos vivos, exceptuando el de Stephen Hawking y ya no digamos nada sobre científicos (y científicas, solo por esta vez) españoles vivos.

Bueno va, seamos justos, en Asturias en los coles que se lo han currado un poco conocen a Margarita Salas (y a Carlos López Otín). Ya.

Y en fin, seamos sinceros, ¿cuántos científicos sois capaces de nombrar? Requisitos: vivos, españoles y que no trabajen en el mismo área que tú (o que no sean amigos tuyos) y ya no vale ni Margarita Salas ni Carlos López Otín.

Y ¿sabéis cuál es una de las razones a las que yo culpo de esto?

Las notas de prensa y los medios de comunicación.

Estoy cansada de ver noticias encabezadas por "científicos españoles" y notas de prensa elaboradas por el CSIC en las que no se menciona a los investigadores responsables hasta el tercer párrafo. Como consecuencia las noticias degradan a los autores de la investigación hacia la mitad del texto, con suerte. Y entendedme, no es que me parezca mal que el CSIC quiera hacer valer su marca, pero se puede combinar con la marca del autor, me parece bastante sencillo.

Analicemos una nota de prensa del CSIC, es que además han tenido la mala suerte de que es especialmente sangrante, pero ahora mismo es la más reciente.

La formación de las montañas favoreció la expansión de las diatomeas marinas. El artículo completo podéis encontrarlo aquí.
Resumen de la nota de prensa.
1er párrafo: introducción, blablablá, estudio liderado por el CSIC en la prestigiosa revista...
2º, 3er y 4º párrafo: más sobre las diatomeas y el estudio en concreto
5º párrafo. Al final de este párrafo se menciona a uno de los autores, Pedro Cermeño, y al centro del CSIC en el que se ha realizado la investigación, el Instituto de Ciencias del Mar.

Vale que es un caso extremo, normalmente el investigador y el centro de investigación aparecen en el tercer párrafo, pero la estructura tipo de la nota de prensa del CSIC es básicamente igual (podéis comprobarlo aquí). Y ojo, que me parece genial que el CSIC quiera que se reconozca su marca, lo que no estoy tan segura es que lo consiga comenzando todas las notas de prensa exactamente igual. Pero también me parece justo que los centros de investigación tengan una marca propia, al igual que los propios investigadores.

Los tirones de orejas también para la agencia SINC ni un nombre en la portada de hoy y las notas de prensa de las Universidades. "Un profesor de la Universidad de XXX descubre YYY". Pero vamos a ver, ¿alguna vez leéis algo como "un jugador del XXX marca el gol decisivo"? Es que hasta en la sección de fútbol infantil que publican los periódicos locales salen los nombres de los niños.

Pero si es que ni cuando se hace el símil futbolístico salen todos los nombres...

Mirad si no esta noticia de El Mundo en la que se habla de "La Roja de la Ciencia".

El último párrafo, cito textualmente "El 11 titular está formado entre otros por Margarita Salas, bióloga del CSIC; Juan Luis Arsuaga, codirector del yacimiento de Atapuerca, el paleontólogo José Luis Sanz o Juan Ignacio Cirac, director de la División Teórica del Instituto Max Plank alemán."

4 -C-U-A-T-R-O -FOUR - QUATRE - 4


4 NOMBRES DE 11. 

En el clásico de la semana pasada las alineaciones contaban con Casillas, Ramos, Cristiano, Iniesta, Messi y Suárez, entre otros. Siempre viene así, seré yo que me pongo quisquillosa...

Y una pregunta más, ya sabéis cuatro nombres, yo sin mirar nada más identifico tres nombres con las caras, en el cuarto tengo dudas, y soy capaz de relacionar otras tres caras con sus nombres. Aún así hay otros tres (en ese 11 titular hay 10) que no tengo ni idea de quienes son. Todo ello a pesar de que los científicos incluidos en la Roja de la ciencia (que son 13 en total) tienen un sólido curriculum detrás y gran repercusión.
Vosotros, gente como yo con interés por la ciencia o por interés ¿a cuántos de ellos reconocéis?

Cómo diría mi hermano, "No hay más preguntas".