Ciencia en Gesta 2

De nuevo hemos vuelto a hacer experimentos para niños de infantil, con la presión de verte observada por tus propios hijos y sus amigos, que te tienen bastante menos "respeto" que cuando haces experimentos con niños que no te conocen de nada. Este año, en plan previsora, les había pasado unos carnets de científicos que todos los niños habían coloreado y se pusieron para hacer los experimentos.

Los de tres años hicieron experimentos más sencillitos, porque tienen menos experiencia previa, pero claro, para los de 4 y 5 años tuvimos que estrujarnos las neuronas, porque algunos, además de los experimentos del año pasado también habían pasado por ciencia en familia.


Los de 3 años hicieron sus pinitos pintando en leche.

Después pintaron sus huellas dactilares con negro de carbono,  algo que también hicieron sus compañeros mayores.

Les enseñamos a fabricar su propio negro de carbono y a hinchar un globo con una reacción química, en la otra clase hicieron un volcán.
Usamos tinta invisible para pintar un mensaje secreto que luego revelamos de forma casi mágica. Y lo mejor para el final... hicimos nuestra famosa nieve de colores con las bolitas de poliacrilato sódico que se encuentran en los pañales (limpios claro). Lo bien que se lo pasan pipeteando...
El mensaje para que no se metan nada de esto en la boca es bastante claro, lo que se pone en el culete no se pone en la boca...
Y el resultado...

Para 4 y 5 años los experimentos coinciden solo en parte, no hicimos ni la nieve ni el volcán/globo pero sí tomamos huellas dactilares, al final hay que mancharse un poquito, y no se puede ir a hacer experimentos a ningún sitio sin enseñarles algún material de carbono, y ya se sabe, casi todos manchan...
Las huellas las tomamos de dos formas, por impresión directa o por revelado de una huella invisible que habíamos dejado sobre un papel.
También pintamos la leche y observamos las figuras que se formaban.
Vimos como el agua de cocer lombarda se comporta como un indicador de pH natural, con cambios de color muy intensos en función de los compuestos que añadíamos, vinagre, limón, bicarbonato o sosa.

 Los de la clase de Jonatan pudieron ver los microorganismos del estanque del INCAR aunque se tuvieron que ir hasta el aula de música para conseguirlo.
A cambio en clase de Pablo hicimos cromatografía en tizas, separando los distintos componentes de una tinta negra o de color

Y también hicimos el camaleón químico, os vuelvo a poner el vídeo para que veáis qué cambios de color tan significativos se observan...




Las exclamaciones de "¡¡uau!!" "¡¡hala!!" que soltaban hace que merezca la pena el esfuerzo que dedicamos a estas actividades de acercar la ciencia a los más pequeños.