Números rápidos sobre la concesión de RyC y JdC 2015

Están recién publicadas las resoluciones provisionales de candidatos a contratos Juan de la Cierva- incorporación y Ramón y Cajal de la convocatoria del 2015.
Las listas están disponibles en JdC y RyC
He estado mirando la distribución de las plazas y comparando los números grosso modo. Soy consciente de que debería comparar la propuesta de RyC con la resolución de JdC de hace tres años, pues en principio es el orden lógico de carrera científica, pero no he buscado estos datos, así que la comparación tiene de mano ese dato dudoso. En cualquier caso, si nos fijamos en las gráficas de tijera que proporcionan periódicamente las universidades o el CSIC (en el informe Científicas en cifras de 2013 no indica los números por convocatorias, solo los globales), disponibles en los informes mujer investigadora del CSIC (anuales), nos encontramos esta gráfica para 2012.
En el CSIC en el año 2012 había 184 doctores con contrato RyC, de los cuales el 36.41% eran mujeres. En cuanto a los doctores con otros contratos, ascendían a 804, con la siguiente distribución.
Como veis hay paridad, y además no existen  áreas demasiado desviadas, todas entre el 30 y el 70% de mujeres, en números redondos. En esta resolución de contratos JdC han conseguido ser "seleccionadas" 104 mujeres de un total de 222 doctores, lo que se corresponde con un 46.8%, si incluimos las "reservas" alcanzarían un 48% del total, bueno, teniendo en cuenta que historicamente los datos del CSIC son algo mejores que los de las Universidades españolas a mí estas cifras me cuadran bastante. Lo que ya no me gusta ni gota es que en el caso de los contratos Ramón y Cajal solo 44 de las 174 personas seleccionadas son mujeres, un 25.3% (un 31% si contamos los candidatos en reserva)*.

Vamos a verlo un poco más en detalle ordenado comenzando por el menor número de plazas de la categoría.
Estos son los datos para las áreas en que se disputan un menor número de plazas. Precisamente por ese motivo sería bastante precipitado extraer conclusiones. Sin embargo sobre alguno de estos datos volveremos más adelante.
En las áreas en que existen más plazas, que se muestran a continuación, hay 3 tendencias. en Ciencias de la tierra y física no hay grandes diferencias en el porcentaje de mujeres sobre el total de los seleccionados, en filología el éxito es mayor en el caso de los contratos Ramón y Cajal y en los demás hay una caída significativa entre la presencia de mujeres en los JdC frente a los RyC.


Y ahora voy a poner los datos agrupando estas áreas en las categorías que utiliza el CSIC pero de nuevo un poco a ojo. Las categorías las voy a agrupar de la siguiente manera:

Creo que en el CSIC matemáticas se incluiría en el area de CyT físicas, pero no lo he incluido por si acaso. Analizaremos ahora los datos de la siguiente tabla, en la que se han agregado las categorías se´gun acabo de indicar.



Cabe señalar:
1) El % de RyC conseguidos por mujeres en la convocatoria de 2015 (columna 4) es inferior al % de mujeres que disfrutaban un contrato RyC en el CSIC en el año 2012 (36.4%).
2) El % de RyC conseguidos por mujeres en la convocatoria de 2015 es mucho menor, en todas las áreas, que el porcentaje de doctoras que disfrutaban de contratos de dicha categoría en el CSIC en el año 2012, por tanto candidatas a priori con posibilidades en la convocatoria de RyC de 2015 (columna 4 vs columna 6)
3) Hay algunas áreas en las que los % de mujeres que han obtenido JdC se han reducido mucho (a la mitad en el caso de CT Física y humanidades) respecto a la presencia de doctoras en dichas áreas en el CSIC (col. 2 vs 6)

Diagnóstico.
Yo parto de la base que la evaluación es objetiva, quiero creer que no se produce aquí el efecto John/Jennifer en la evaluación, porque de ser así se tendría que producir también en las JdC. Si partimos de esa base ¿QUÉ PASA PARA QUE DEJEMOS DE SER COMPETITIVAS? ¿Nos volvemos bobas de repente? ¿se empiezan a valorar cosas para las que a nosotras no nos llaman? ¿nos acomodamos a realizar tareas en el laboratorio que dan menos resultados visibles? pienso por ejemplo, en la gestión económica de los proyectos, ¿nos apuntamos a menos cosas "por figurar" que luego tienen repercusión en la evaluación de nuestros CVs? ¿creemos que la maternidad está reñida con la investigación y abandonamos más?  Para saber esto necesitaríamos más datos y las tasas de éxito respecto a los que se presentan. Yo creo que echarle la culpa a la maternidad es el recurso fácil, aunque también es cierto que los RyC que tengo más controlados no tenían hijos cuando obtuvieron su contrato, pero ni chicos ni chicas.
Bueno, como suele ser habitual no tengo las respuestas, solo más preguntas.


 ---
*
 Hay algunos casos en los que los nombres de los candidatos extranjeros dificultan saber si son de un sexo u otro, por lo que puede existir aquí algún error adicional, pero que no creo que afecte demasiado al análisis de los datos.